¿Cómo funciona la diálisis?

La diálisis elimina los productos de desecho y líquidos de la sangre que los riñones no pueden eliminar. La diálisis también ayuda a mantener el equilibrio en el organismo corrigiendo los niveles de diversas sustancias tóxicas en la sangre. Sin diálisis, todos los pacientes con insuficiencia renal terminal morirían como consecuencia de la acumulación de toxinas en la sangre.

Principios de la diálisis

Hay dos modalidades de diálisis: hemodiálisis y diálisis peritoneal. Independientemente del tratamiento que se elija, la misión de la diálisis es muy similar: la diálisis está diseñada para sustituir algunas de las funciones del riñón. El tratamiento debe eliminar los productos de desecho y el exceso de líquido, y equilibrar la cantidad de electrolitos y otras sustancias en el organismo. Una diálisis eficaz requiere una membrana semipermeable, sangre, líquido de diálisis y un método para eliminar el exceso de líquido.

.

¿Cómo funciona la diálisis?

 

 

Membrana semipermeable

Durante la diálisis, una membrana semipermeable separa la sangre del líquido de diálisis. Esta membrana permite el paso a algunas sustancias, pero no a otras. Permite que los productos de desecho, el agua, los electrolitos y otras sustancias pasen desde la sangre al líquido de diálisis (y algunas veces en la dirección opuesta) mediante un proceso llamado difusión. El movimiento de los productos de desecho y otras sustancias depende de la permeabilidad de la membrana, el tamaño y la estructura de dichas sustancias, la constitución del líquido de diálisis y de la cantidad de sangre en contacto con la membrana.

Sangre en contacto con la membrana

Cuanto mayor sea la cantidad de sangre en contacto con la membrana, mayor será la eficiencia del tratamiento de diálisis. En la hemodiálisis, el aporte de sangre se puede controlar mediante la máquina de diálisis.

Líquido de diálisis

En ambas modalidades de diálisis, el líquido de diálisis permite eliminar los productos de desecho de la sangre. Además, contiene varias sustancias que ayudan a corregir los desequilibrios que se producen como consecuencia de la insuficiencia renal terminal.

Eliminación de líquido

La eliminación de líquido se consigue mediante procesos distintos en la hemodiálisis y la diálisis peritoneal. En la hemodiálisis, la máquina de diálisis utiliza una presión para extraer el líquido de la sangre a través de la membrana y que este pase al líquido de diálisis. En la diálisis peritoneal, se utiliza la glucosa que está presente en el líquido de diálisis. Esto provoca que el exceso de líquido salga de la sangre y pase al líquido de diálisis para ir eliminándolo periódicamente.

Objetivo de la diálisis

Sea cual sea la modalidad de tratamiento de diálisis que se utilice, el objetivo es: eliminar los productos de desecho y el exceso de líquido, corregir los desequilibrios de los electrolitos y corregir el pH del organismo.