Tipos de tratamiento

Cuando se produce una pérdida grave de la función renal, esta función debe sustituirse. Para muchas personas, un trasplante de riñón es la mejor alternativa. Sin embargo, esta opción de tratamiento no es factible para todos los pacientes, y algunos tienen que esperar mucho tiempo para recibirlo.

Cuando el trasplante no es posible, la diálisis es la alternativa para sustituir algunas de las funciones renales más importantes y que se han perdido. Hay dos tipos principales de diálisis: diálisis peritoneal y hemodiálisis. Estos tratamientos repercuten de forma diferente en la vida diaria.

Diálisis peritonealDiálisis peritoneal

La diálisis peritoneal (DP) se realiza en el hogar. El tratamiento se puede hacer durante la noche a lo largo de 8 o 10 horas o durante el día con 4 o 5 procedimientos cortos. Este método precisa de una o dos horas al día para completarlo. Sea cual sea la modalidad elegida, la diálisis peritoneal es más flexible y se puede adaptar a los compromisos laborales, familiares y sociales. Por regla general, los pacientes acuden a la consulta externa del hospital con una frecuencia de tres a seis meses para hacer un seguimiento. Muchas personas en diálisis peritoneal pueden disfrutar de una dieta normal sin demasiadas restricciones, pero pueden necesitar moderar determinados tipos de alimentos.

Hemodiálisis

La hemodiálisis (HD) normalmente se realiza en el hospital o en clínicas de diálisis de tres a cuatro veces por semana en lo posible. El procedimiento suele durar un mínimo de cuatro horas, pero puede llegar hasta las seis horas. Además de la duración del tratamiento, el día de diálisis también supone el traslado al hospital o a la clínica, la espera para el tratamiento y la espera para el transporte de vuelta a casa. En total, la hemodiálisis en el hospital puede ocupar muchas horas del día, lo que repercute en los compromisos laborales, familiares y de otro tipo. La mayoría de las personas en hemodiálisis también tiene restricciones en la dieta y la ingesta de líquidos.

HemodiálisisHay otras alternativas u opciones para el tratamiento de hemodiálisis. Estas incluyen diálisis domiciliaria o autoasistida y también diálisis diurna o nocturna. Estas opciones tienen como objetivo aumentar la flexibilidad, permitir una dieta normal sin demasiadas restricciones y aumentar la calidad de vida de los pacientes en diálisis.

Cada tipo de diálisis tiene sus ventajas y desventajas, y no todos estarán disponibles en su clínica de diálisis. Es fundamental que conozca o que reciba la máxima información sobre las diferentes modalidades de diálisis que existen, para poder tomar la decisión que mejor se adapte a sus necesidades.