Control de líquidos

Los pacientes en diálisis tienen que controlar minuciosamente la ingesta de líquidos, especialmente si no orinan. Por regla general, los pacientes en hemodiálisis tienen que controlar su ingesta de líquidos de forma más estricta que los que reciben diálisis peritoneal.

Controle su sed

La mejor forma de disminuir la ingesta de líquidos es reducir la sed causada por el sodio de los alimentos. Un exceso de sodio en la dieta provoca que se beba más.

El sodio se encuentra en la sal. La mayoría de los alimentos en conserva y platos cocinados congelados contienen grandes cantidades de sodio. Evite los alimentos ricos en sal y elija alimentos bajos en sodio.

Mucha de la sal que ingerimos la añadimos a la comida cuando cocinamos o comemos. Los pacientes en diálisis deberían procurar consumir cerca de la mitad de la sal que el resto de personas.

Control de la ingesta de líquidos

Puede controlar mejor la ingesta de líquidos bebiendo en tazas y vasos pequeños. Todo alimento que esté líquido a temperatura ambiente contiene agua. Entre estos alimentos se incluyen sopa, leche, yogures, gelatina y helados. Muchas frutas y verduras también contienen mucha agua. Entre estas se incluyen melones, sandías, uvas, manzanas, naranjas, tomates, lechuga y apio. Todos estos alimentos hay que tenerlos en cuenta cuando calcule su ingesta de líquidos.

Control de líquidos

Control de líquido en hemodiálisis

El líquido puede acumularse entre las sesiones de hemodiálisis, causando hinchazón y aumento de peso. El líquido extra afecta a la tensión arterial y puede provocar que el corazón tenga que hacer más esfuerzo. Debería procurar que el aumento de peso fuera de alrededor de 0,5 kg al día entre tratamientos.

El peso seco es el peso después de una sesión de hemodiálisis cuando se ha eliminado todo el líquido adicional o sobrante del organismo. Si deja que se acumule demasiado líquido entre sesiones, es más difícil alcanzar al peso seco adecuado. Esto aumenta el riesgo de padecer intolerancia a la diálisis (hipotensión, calambres, etc.). El peso seco puede variar en el tiempo si cambia su peso corporal.

Control de líquidos en diálisis peritoneal

La ingesta de líquidos cuando se está en diálisis peritoneal no está tan limitada como cuando está en hemodiálisis, pero sigue siendo necesario controlar los problemas de retención de líquidos.